Con la sustitución de Javi Guerra por Guillamón, el Valencia perdió todavía más punch en los metros finales./VCF

1-3. Un Valencia sin remate cae ante el Celta en Copa

Dos tantos de Douvikas por partida doble y Luca de la Torre para los de Benítez superaron el gol de Pepelu de penalti.

A. CASAÑ

Ha sido una derrota dolorosa por las espectativas generadas en las últimas citas del Valencia, con tres victorias consecutivas en liga y una más en Copa. Tal vez esa ilusión fabricada por el entorno para estos octavos de final de la Copa del Rey se trasladó en exceso a los jugadores de Baraja, que tras adelantarse el cuadro vigués muy pronto con dos dígitos de diferencia, cayeron en la sobreexcitación y en la precipitación.

Aún así, al equipo le faltó lo más importante en fútbol, remate. Y si no que se lo pregunten a Fran Pérez, auténtico estilete de un Valencia que dominó durante la mayor parte del choque en el que el exterior derecho se cansó de meter balones al área, que no encontraron ni a Hugo Duro, ni a Alberto Marí, ni a Javi Guerra, ni a nadie. Paulista la tuvo en dos ocasiones a dos metros de puerta y erró en las dos, la primera nada más empezar con testarazo en ventaja que salío a la grada y la segunda en un rebote que le cayó y también marró.

La primera parte fue una constante de transiciones de un lado a otro. Empezó mejor el Valencia, encerrando al Celta en campo propio y sin poder salir por culpa de una presión asfixiante. Los de Benítez encontraron en Miguel Rodríguez, su extremo derecho, la vía de escape para quitarse de encima el agobio valencianista. Por su banda generó buenas ocasiones. En un córner llegó el primer tanto del partido, obra de Luca de la Torre. El californiano aprovechó un mal despeje de Jaume Doménech, que no fue contundente, dejando el balón en medio del área y con la portería vacía. El 14 del Celta no perdonó y con la espuela anotó el primero en el 13′.

Con los de Baraja todavía recuperándose del mazazo del gol llegó el segundo, de Douvikas desde los once metros. Diego López se dejó comer la tostada dentro del área y vio como Miguel Rodríguez se le adelantaba y le acababa derribando. Aunque dejó algo de dudas la acción, De Burgos Bengoetxea señaló la pena máxima. El griego lanzó a un lado y batió fácil a Jaume.

Pepelu hizo el 1-2 de penati pero el equipo no pudo remontar/VCF

Pepelu hizo el 1-2 de penati pero el equipo no pudo remontar/VCF

Mestalla siguió apretando y empujando a los suyos, pero los locales entraron en un período de crisis, queriendo anotar antes el tercero que el primero. Lo pudo cerrar el Celta en dos transiciones que desbarató Jaume, esta vez sí. Poco después, en el 29, el VAR avisó al colegiado de que fuera a revisar un posible penalti por mano dentro del área del Celta. Lo pitó y Pepelu lo transformó. Era el 1-2 y quedaba un mundo. No debería haber habido tanta precipitación.

El Valencia siguió apretando, a través de centros, sobre todo por la derecha y también pero menos y con peor calidad por la izquierda, obligando a Villar a achicar agua como podía. Williot sacó una bajo palos con el hombro de manera milagrosa. Yarek había rematado desde dentro del área pequeña.

Loading…

 

El derroche físico del primer acto se notó en las piernas de ambos equipos. El Valencia, necesitado por el marcador, siguió echando mano de la fórmula de penetrar por banda y meter centros al área. Sin embargo, el Celta defendió mejor y estaba situado en un bloque más bajo ante el que chocaba cada vez más el cuadro de Baraja. A la hora de partido, Baraja metió más leña al fuego con la entrada de Gayà y Guillamón.

El Valencia se perdía en la precipitación una vez más y apenas generaba peligro con dos cabezazos de Diego López y Hugo Duro. Por ello, Baraja quemó las naves con la entrada de Yaremchuk. El ucraniano casi sorprende a Villar nada más entrar con un remate en semifallo a centro de Gayà.

Los chicos de Baraja querían, lo intentaban, pero no podían. Los de Benítez gestionaban el marcador e iban aumentando la ansiedad del rival cada vez más. Salió del campo Fran Pérez, que estaba siendo el mejor y se apagaron las luces valencianistas. En el 80, cuando las piernas ya no llegaban pero el corazón lo quería seguir intentando, un centro de Luca de la Torre al que Paulista ni siquiera encimó, acabó con las esperanzas del cuadro de Mestalla. Douvikas, autor de un doblete, se adelantó a Yarek y con los pies en suelo y con un giro de cabeza precioso puso el 1-3 definitivo.

 

Datos del partido

VALENCIA CF: Jaume Domènech, Thierry R, Gabriel Paulista, Yarek, Jesús Vázquez (Gayà, 63’), Pepelu, Javi Guerra (Yaremchuk, 76’), Fran Pérez (Hugo Guillamón, 63’), Diego López (Otorbi, 82’), Alberto Marí (Sergi Canós, 46’) y Hugo Duro.

RC CELTA: Iván Villar, Kevin Vázquez (Mingueza, 64’) Carl Starfelt, C. Domínguez, Ristic (M. Sánchez, 64’), Fran Beltrán (R. Tapia, 76’), Hugo Sotelo, Swerdberg, Miguel Rodríguez, Luca de la Torre y Douvikas.

GOLES: 0-1 Luca de la Torre, 13’; 0-2 Douvikas, 18’; 1-2 Pepelu (p), 29’; 1-3 Douvikas, 80’.

ÁRBITRO: De Burgos Bengoechea (C. Vizcaíno). Amonestó a Kevin Vázquez y Swedberg.

VAR: Ortiz Arias (C. Madrileño).

Partido de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el Camp de Mestalla ante 44.456 espectadores.

About InformaValencia

También puede interesarte

Real Sociedad 1- 0 Valencia CF Cinco temporadas sin Europa

Peter Lim bate otro record negativo, quinta temporada sin el Valencia en Europa

Deja una respuesta