Home / Europe League / Marcelino se equivoca y pone al equipo al borde del k.o. en Europa
Marcelino García Toral, entrenador del Valencia CF/twitter

Marcelino se equivoca y pone al equipo al borde del k.o. en Europa

El técnico valencianista planteó un sistema defensivo falto de cohesión y con demasiadas grietas

Valencia, viernes 03 de mayo de 2019

E.Monasterio (@valencianistaE).- Resulta que era el partido de ida de una semifinal europea y no conozco a ningún entrenador que en esas circunstancias se atreva a hacer lo que hizo anoche Marcelino. Porque aunque él y Garay digan lo contrario, si por algo se ha caracterizado el Valencia esta temporada ha sido precisamente por su fortaleza defensiva, a pesar de los 3 tantos encajados en el Metropolitano, con su «inalterable» 4-4-2 y con las dos líneas defensivas muy juntas.

Anoche vimos otra cosa, algo muy raro, que desbarajustó precisamente esa solidez en la retaguardia, con el joven e inexperto Diakhaby deambulando por la zona de contención de la medular, dejando unos agujeros agrandados por las posiciones demasiado adelantadas de Piccini y Gayà. Así llegaron los dos primeros goles del Arsenal.

Pero lejos de rectificar a tiempo ese gravísimo planteamiento, incurrió en otro que fue mantener durante más de una hora a Guedes sobre el césped. El mediapunta portugués no está para ser ni siquiera titular porque ¿si no aparece en un partido así, cuando va a aparecer? Con el en el campo, el equipo no podía salir, era incapaz de devolver una entrega en condiciones, nunca buscó la portería contraria y nada de nada en cuanto a desborde para llegar a la acción de ataque en ventaja.

Si a todo esto añadimos que a Rodrigo le tocaba ayer el modo «yo me lo guiso, yo me lo como», el resultado fue que el Valencia dispuso de tres oportunidades claras en todo el encuentro: una de Garay al poco de comenzar en jugada ensayada, el gol, también de ensayo y otra de Gameiro en una contra en la segunda mitad. Muy poco balance para la inseguridad que mostraba la zona defensiva.

Lo peor fue escuchar al asturiano en sala de prensa. Tanta justificación de su experimento en las tres primeras preguntas no era sino reconocer la falta de cohesión y de entrenamiento de lo que planteó anoche en el Emirates. Al margen de que Roncaglia tampoco estuvo a la altura que había venido teniendo desde que llegó, las dos líneas de atrás estaban demasiado separadas, Parejo muy vigilado y Soler -para mí el más acertado- no tenía con quién asociarse, de ahí que buscase una y otra vez las acciones verticales en lugar de las ayudas del inoperante Guedes o el individualista Rodrigo.

No, no era partido para experimentar y si Marcelino no lo reconoce es porque forma parte de ese toque de soberbia que tiene el técnico del Valencia. Ahora la cosa está complicada. Hay que meterle dos al Arsenal y que Abaumeyang o Lacazette no te hagan gol. No es imposible pero sí es muy difícil, teniendo en cuenta la poca efectividad de los delanteros a lo largo de este ejercicio. Lo que si es cierto es que Mestalla puede ayudar y mucho. La grada ha de ser el jueves 9 de mayo, la parte decisiva que ha sido en muchos partidos. Y como eso no depende de Marcelino, seguro que está al nivel. Lo otro, quién sabe.

About InformaValencia

También puede interesarte

El Valencia solo jugará la final de Copa (2-4)

Los errores de Marcelino en la eliminatoria propician el pase del Arsenal y la desolación …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡VISITA NUESTRA TIENDA! Todos los precios llevan el IVA incluido. Gastos de envío aparte. Descartar