Home / Copa del Rey / En busca de la 18ª Final de Copa
CAMPEONES DE COPA 2008

En busca de la 18ª Final de Copa

7 títulos (1941, 1949, 1954, 1967, 1979, 1999, 2008) y 10 finales (1934, 1937, 1944, 1945, 1946, 1952, 1970, 1971, 1972, 1995) en el palmarés del Valencia CF

Valencia, 28 de febrero de 2019

A.Casañ.- El Valencia se enfrenta esta noche al Real Betis Balompié en Mestalla (21.00 h., TVE-1), con la posibilidad de acceder a disputar su décimo octava final de Copa. Sólo Barcelona, Madrid y Atlético superan las cifras del club blanquinegro. Es el 4º club español en cuanto a títulos internacionales (con 7 títulos) y el 5º club español con más títulos con un total de 22 trofeos: 6 títulos de Liga, 7 Copas del Rey, 1 Supercopa de España, 1 Copa Eva Duarte, 1 Copa de la UEFA, 2 Copa de Ferias, 2 Supercopas de Europa, 1 Recopa de Europa y 1 Copa Intertoto.

1941, la primera Copa del Valencia

Solo una semana después de que la Alemania nazi desencadenara la “Operación Barbarroja” que suponía la invasión de la URSS por parte de las tropas de Adolf Hitler, España asistía a la final de la conocida entonces como III Copa del Generalísimo.

Fue el 29 de junio de 1941, el mismo día que la prensa española publicaba las primeras fotos de soldados alemanes entrando en territorio soviético, cuando el Valencia CF se adjudicó ese trofeo al imponerse en la final disputada en el estadio de Chamartín, en Madrid, al vigente campeón, el RCD Español de Barcelona, por 3 goles a 1.

Los valencianistas, dirigidos por Ramón Encinas, contaban con un ataque prodigioso, la conocida como “la delantera eléctrica” compuesta por Epi, Amadeo, Mundo, Asensi y Gorostiza.

Y esa parte ofensiva del conjunto levantino estuvo a la altura de las circunstancias en aquella gran cita: Edmundo Suárez, “Mundo”, marcó dos goles (el primero un golazo) y Vicente Asensi uno, antes de que el Espanyol acortara diferencias gracias a un penalti transformado por Teruel.

El once que alineó Encinas estuvo formado por Pío; Álvaro, Juan Ramón; Bertoli, Sierra, Lelé; Epi, Amadeo, Mundo, Asensi, Gorostiza.

El Valencia, que conquistaba así su primera copa rompiendo el monopolio que madrileños, catalanes, vascos y andaluces tenían sobre el trofeo, superó en octavos al Athletic, al Sevilla en cuartos y al Celta en la semifinal.

Gerona, Barcelona, Levante y Real Sociedad fueron los rivales del Español en su camino hacia su segunda finalísima consecutiva tras adjudicarse la del año anterior.

La de 1941 fue la primera edición de la Copa de España en la que la clasificación de los participantes se hizo dependiendo de su posición en el campeonato liguero. Participaron 42 equipos de Primera, Segunda y Tercera división. Hubo tres fases eliminatorias (entre marzo y abril) antes de que empezaran los octavos en mayo.

1949, segundo título

La Final de Copa de 1949 se disputó el 29 de mayo y de nuevo en Chamartín, donde el Valencia ganó la primera. El rival fue el Athletic y se ganó 1-0 con gol de Epi, que jugaba su último partido oficial como valencianista tras nueve temporadas y quería regresar a retirarse a su antiguo club, la Real Sociedad.

La formación del campeón la formaron Eizaguirre, Díaz, Álvaro, Monzó, Puchades, Pasieguito, Epi, Seguí, Mundo, Asensi e Igoa.

En los años 40 se conformó un gran Valencia que fue campeón de Copa en 1941 y en 1949, y consiguió el título liguero en 1942, 1944 y 1947.

1954, tercera Copa

La Copa del Generalísimo de Fútbol de 1954 fue la edición número 50 del Campeonato de España. La conquistó el Valencia C. F., lo que supuso su tercer título copero. Se disputó desde el 2 de mayo de 1954 hasta el 20 de junio del mismo año. Los participantes fueron los doce primeros clasificados de Primera División y los dos campeones de Segunda. En la Final, el Valencia se impuso (3-0) en un gran partido al FC Barcelona, con goles de Fuentes (2) y Badenes.

A las órdenes de Jacinto Quincoces, el Valencia formó con Martin, Quincoces II, Monzó, Sócrates, Pasieguito, Puchades, Mañó, Fuertes, Badenes, Buqué y Seguí.

1967, victoria ante el “Rey de Copas”

El Valencia conseguía su cuarto titulo de Copa al derrotar en la final que se disputó en el estadio Santiago Bernabeu de Madrid el 2 de julio, al Athletic de Bilbao por 2-1. Aquel día, el equipo valenciano levantó un trofeo que el club ya había obtenido en 1941, 1949 y 1954 y que iba a volver a lograr en 1979, 1999 y 2008.

La competición de 1967, todavía conocida como Copa del Generalísimo, se concentró en dos meses tras el final de la Liga, tal y como era habitual en aquellos tiempos, y el primer encuentro se jugó el 1 de mayo. Comenzó para el Valencia con los dieciseisavos de final en los que eliminó al Cádiz para luego superar a Betis en octavos, Real Madrid en cuartos, Elche en semifinales y al Athletic en la final.

La Copa estuvo plagada de nombres propios, uno de ellos Roberto Gil, capitán en la final y que levantó el trofeo que le entregó Francisco Franco, al tiempo que Edmundo Suárez “Mundo” fue el entrenador que dirigió al Valencia en aquel éxito deportivo. Entre los hombres destacados también estuvo el portero Ángel Abelardo, quien puso la guinda a sus buenas actuaciones con un penalti parado a Paco Gento en el encuentro en el que el equipo valenciano eliminó a domicilio al Real Madrid.

Otra de las estrellas fue el goleador brasileño Waldo Machado, que marcó nueve de los veinte goles de aquel Valencia copero. Salió a una media de un tanto por encuentro, pero no pudo marcar en la final.

El extremo paraguayo Anastasio Jara debutó como valencianista a mitad de aquella edición copera y sus goles, uno de ellos en la final, fueron clave en el devenir del equipo en la competición. Fernando Ansola, un ‘nueve’ potente y aguerrido hizo tres goles y Francisco García “Paquito” logró dos. Del marcado en primera ronda ante el Cádiz nadie se acuerda. De taconazo que puso el 2-0 en la final, nadie se ha olvidado.

Fue la campaña del debut de dos jugadores con un futuro inmenso: Juan Sol y Pep Claramunt. Junto a ellos cobró protagonismo Manolo Mestre como valladar en la zaga y la aportación de los también defensas José Antonio García “Tatono” y Alberto Arnal, la veteranía de Vicente Guillot y la constancia de José Polinario “Poli”.

Otros integrantes de aquella plantilla, aunque no jugaron en la Copa, fueron José Manuel Pesudo, Emilio Terol, Valentín García “Totó”, Luis Vilar, Paco Vidagany, Juan Muñoz y José Esteve.

El Valencia de los sesenta rendía con discreción en la Liga, pero ofrecía su mejor imagen en competiciones europeas y en el torneo copero. Prueba de ellos son los dos títulos en la Copa de Ferias de 1962 y 1963, además de esta copa del 67, pero también las finales no ganadas en la Copa de Ferias de 1964 y las tes perdidas en la Copa de 1970, 1971 y 1972.

En 1967, un Valencia que no había despuntado en la Liga, en la que fue sexto, cobró velocidad en el torneo copero, superó al Cádiz, de Segunda División, por 1-2 y 6-0 y encontró su primer escollo ante el Betis, también de Segunda, pero con futbolistas en sus filas de la talla de Antón y Quino, futuros hombres importantes del club.

Un 2-1 en Sevilla se neutralizó con un 3-0 en Mestalla y dio paso a otro escollo: unos cuartos de final a cara de perro con el Real Madrid campeón de Liga y que solo un año antes, con el equipos de los “ye-yés” se había proclamado campeón de Europa. Un triunfo ajustado en casa por 2-1 dio paso a la épica con triunfo incluido en Madrid, donde Abelardo paró un penalti y Waldo hizo el 0-1.

Una eliminatoria muy complicada con el Elche, que tenía uno de los mejores equipos de su historia, resuelta con derrota en la ida en Elche (2-1) y remontada en la vuelta (2-0), dio paso a la Final ganada por 2-1 con goles de Jara y Paquito ante un Athletic que acortó distancias, pero no logró empatar.

En aquella final jugaron por el equipo valenciano Abelardo, Sol, Mestre, Tatono, Paquito, Roberto, Poli, Guillot, Waldo, Claramunt y Jara.

1979, el Valencia se impone al todopoderoso Madrid

El 30 de junio de 1979 se disputó la Final en el estadio Vicente Calderón de Madrid, 5º título de Copa para el Valencia. El rival, un intratable Real Madrid con hombres Vicente Del Bosque, Carlos Santillana, Wolf, Stielike, Roberto Martínez, García Remón, Benito…

Pero un Valencia comandado por Mario Kempes, para muchos de nosotros, el futbolista más importante de la historia del club valenciano, y arropado por una afición que se desplazó en masa, con 25.000 seguidores en las gradas que convirtieron el Calderón en un gran Mestalla, tracas incluídas, superó netamente al cuadro del Bernabeu, con dos goles del crack argentino. ntes había eliminado a Girona CF, Real Sociedad, FC Barcelona, Deportivo Alavés y Real Valladolid.

1999, la sexta

 

Se jugó en el Estadio Olímpico de Sevilla en Sevilla el 26 de junio de 1999. El Valencia venció al Atlético por 3-0, con goles de Claudio ‘Piojo’ López y Gaizka Mendieta. El Valencia cobró a lo grande una pieza que le evitaba desde hace veinte años. Ganó la final de Copa con una facilidad abrumadora, marcando distancias insalvables sobre un Atlético menor. No hubo otro partido que el establecido por el equipo de Ranieri, que formó de salida con Cañizares; Angloma, Roche, Djukic, Carboni (m. 90, Juanfran); Farinós, Milla, Mendienta Vlaovic (m. 62, Angulo); Ilie y Claudio López (m. 87, Bjorklund)

De su autoridad no quedó duda, hasta el punto de convertir el encuentro en un monólogo con algunos protagonistas fundamentales: Mendieta, autor de un gol colosal, Adrian Ilie y Piojo López, que se despidió a lo grande en el tercer tanto. Tantas veces relacionado con el azar, el fútbol fue estrictamente lógico en la final, disputada en medio de un ambiente enardecido, con 20.000 seguidores blanquinegres en Sevilla.

2008, un título apenas celebrado

 

Muy pronto, Juan Mata consigue batir a Ustari y poner las cosas favorables para el equipo de Koeman. La final comienza muy bien pero no es garantía de éxito. El Getafe se encuentra amordazado por un agresivo Valencia que le encierra en su área en los primeros compases del encuentro. En el minuto 10 se produce un córner por el lateral derecho del ataque valencianista. El balón vuela por el cielo del Calderón y aparece la cabeza del andaluz Alexis para rematar espectacularmente a la red.

Aquella tarde de miércoles en el Vicente Calderón, el Valencia se jugaba algo más que un trofeo. La copa era secundaria y para el Valencia representaba una oportunidad de demostrar que todavía conservaba parte del espíritu “bronco y copero” que le hizo grande en los años 40 y no había perdido ni un ápice de la dignidad y el pundonor que se le suponían de antemano.

Antes del descanso un penalti que transforma Granero y que no permite que los hombres de Koeman puedan relajarse en la segunda parte, pero la calidad de Silva sirve para manejar los minutos en los que el Valencia debe resistir como sea el resultado. A falta de siete minutos y con los dos equipos rotos de cansancio, Baraja lanza una falta desde muy lejos. Ustari rechaza y un habilidoso Fernando Morientes conecta un remate que se introduce en la portería rival.

La séptima copa del Rey ya es propiedad del Valencia, pero las celebraciones duran únicamente unos minutos, los suficientes para disfrutar de la vuelta de honor y una discreta cena de campeones. La Copa menos celebrada de la historia, sin recibimientos, recepciones ni júbilo desmedido.

En la siguiente jornada el equipo vuelve a la realidad. En el histórico estadio de San Mamés es vapuleado por cinco goles a uno por el Athletic. Koeman abandona la nave y el Valencia debe esforzarse a partir de ese momento en salvar la categoría.

 

 

 

About InformaValencia

También puede interesarte

Así fue la gran fiesta de un Centenario de Leyenda

El Valencia Leyendas cayó derrotado ante España Leyendas (1-3), pero la grada disfrutó de emoción …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡VISITA NUESTRA TIENDA! Todos los precios llevan el IVA incluido. Gastos de envío aparte. Descartar